TODOS PARA UNO Y UNO PARA TODOS

Sirva este titulo como instrumento para evidenciar que, si lo pensamos detenidamente, una conducta pura como la descrita en este lema, puede ser la clave del exito en el funcionamiento de cualquier sistema: Familia, Equipo, Sociedad, etc.

Trasladando este concepto a las Empresas, resulta fácil observar como la conducta de un Directivo tiene un impacto directo en el comportamiento de su  Equipo, del mismo modo que la conducta  de un Equipo impacta directamente en el comportamiento de su Líder. Estos impactos, como es lógico, alcanzan a los resultados previstos en las planificaciones estratégicas.

A diferencia del mensaje contenido en el titulo del post, las conductas de unos y otros no tienen en cuenta ni a los unos ni a los otros, pudiendo convertirse en algo así como:” nadie para uno y uno contra todos”.

Este darse cuenta reflexivo del modo en que influye nuestro comportamiento en los demás y el de los demás en nosotros y que, para alguien ajeno al sistema es fácilmente identificable, puede resultar una empresa inalcanzable para las Personas que son parte del mismo. 

Si esto es así, nos encontraremos en nuestro día a día con conductas cuyos impactos en otras personas pueden ser destructoras y constructoras. Y, lo peor de todo es que, no ser consciente de este aspecto hace que no podamos evitar las primeras ni premiar y potenciar las segundas.

¿ Eres capaz de hacer conscientes tus conductas y el modo en que impactan en las personas con las que trabajas? Analizar los comportamientos de las personas de tu entorno puede ser una manera de comenzar a identificarlas y poder revisar aquellas que no te esten ayudando… ¿A que esperas?.

0 comments

Leave a comment

Want to express your opinion?
Leave a reply!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.