Segundas Oportunidades, ¿por qué no?

Durante algún tiempo, he sido fiel prescriptor de la siguiente frase:

“No hay una segunda oportunidad para generar una primera buena impresión”

Hoy, mi marco de referencia ha cambiado. Probablemente porque utilizo una lógica diferente a la de ayer que me permite manejar más perspectivas y, por lo tanto, mayor capacidad de análisis. También dejo espacio para la intuición. Esta última es una buena manera de innovar y una manera personal de hacer Coaching.

Volviendo a la frase del principio, siempre he oído a mis padres y profesores que debía ser constante y repetir las cosas tantas veces como fuera necesario hasta alcanzar el resultado esperado. Puede que esta influencia la obtuvieran de  Thomas Edison quien probó 1.000 veces antes de dar con la bombilla incandescente. ¿Os imagináis que en la primera prueba alguien le hubiera dicho que no volviera a aparecer por allí? Pero Thomas Edison, que era una persona despierta, y atendiendo a un malintencionado periodista que le recordaba que había cosechado casi mil intentos fallidos, le contestó: “No fracasé, sólo descubrí 999 maneras de cómo no hacer una bombilla”. Brillante!, nunca mejor dicho.

Coaching que genera opciones

Por lo tanto, si una mente prodigiosa como la de Thomas Edison necesitó 999 oportunidades para lograr un resultado, ¿qué voy a hacer yo, que no soy tan brillante, en un sistema en el que si no acierto a la primera estoy fuera?

Y es que, “no fui brillante a la primera y no brillé jamás”, parece rezar el obituario más generalizado.  Me pregunto cuántos Edison se habrán quedado por el camino por el miedo a no hacer bien su propósito al primer intento.

Imagino que todo tiene que ver con el ritmo al que vivimos. También en las organizaciones. No disponemos de tiempo para segundas y terceras oportunidades. Y así, vamos desechando talento y tomando decisiones precipitadas que nos generarán problemas mayores mañana. Seguimos sin darnos cuenta que es el sistema, tal y como está diseñado, el que no permite que el talento se aproveche. Porque, sin duda, talento hay.

Este enfoque de destacar a la primera, a una velocidad de vértigo es, sin duda, un planteamiento tremendamente exigente. Genera niveles de ansiedad elevados en el momento preciso en el que debo demostrar mi valía. Sin embargo, superada esta fase con éxito, existen  posibilidades de que caiga en mi propia complacencia, es decir, en lo bueno que soy (o he sido), lo buenas que son  mis competencias y habilidades personales. Y poco a poco me voy acomodando y abandono mi rendimiento y capacidad para seguir creciendo y mejorando. Pero no importa, por que la buena primera impresión generada me acompañará siempre.

Los Prejuicios, propios y ajenos,  me limitan y me impiden darme la oportunidad de encontrar a alguien maravilloso, con virtudes que jamás intuiría que tiene si no fuera porque creo en las segundas oportunidades. Ese alguien maravilloso también puedo ser yo…aunque sea a la tercera.

1 comment

  • Ofelia1992 dice:

    This post is on 18 spot in google’s search results, if you want more visitors,
    you should build more backlinks to your posts, there is one trick to get
    free, hidden backlinks from authority forums, search on youtube; how to get hidden backlinks from forums

  • Leave a comment

    Want to express your opinion?
    Leave a reply!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.