La Empresa Familiar IV: Sistemas Socio-Tecnicos

Quisiera abordar en este post el concepto de organización como Sistema Socio-Técnico. En el caso de las Empresas Familiares ( en adelante EF), el sistema estaría formado por dos subsistemas: la Familia y la Empresa. Las particularidades de uno y otro sistemas son diferentes aunque ambos, en el desarrollo de sus propias actividades, deberán estar orientados a la satisfacción de las necesidades del sistema principal: la EF.

La aplicación de este concepto, acuñado allá por los años cuarenta del siglo XX, surge como contraposición a las teorías mecanicistas que imperaban en la organización del trabajo durante las tres primeras décadas del mismo siglo. Fue a partir de los años 40, en Estados Unidos, cuando comenzó a introducirse el concepto de Relaciones Humanas en las organizaciones.

Entender la EF como un Sistema Socio-Técnico, implica tener en cuenta tres variables: estructural, tecnológica y pisco-social. Veamos que sentido le damos a cada una de ellas:

Variable estructural: Estructuras jerárquicas,organigramas, autoridad, etc.

Variable tecnológica: Recursos, conocimiento, tecnologías.

Variable pisco-social: Relaciones interpersonales, rivalidades, liderazgo, etc.

Sin duda, estas variables cobran especial importancia al establecer una relación causa-efecto entre ellas. Por ejemplo:

A) La parte pisco-social del sistema, a través de un determinado estilo de liderazgo en la Empresa o en la Familia, podría generar un conflicto en relación al modo en que se ejerce la autoridad y el modo en que el sistema y sus miembros necesitan que se ejerza. Por ejemplo:

1) Liderazgo autoritario cuya finalidad por parte de la persona que lo ejerce es dirigir su propio status quo, generando un cuello de botella en el desarrollo de las personas que forman parte de las futuras generaciones y que pueden verse obligadas a tomar la decisión de abandonar la EF. Si no hay futura generación, no habrá continuidad en la EF.

B) Al mismo tiempo, la escasez de recursos del sistema podría desencadenar fuertes tensiones en las relaciones entre los miembros aumentando considerablemente el nivel de rivalidad por hacerse con esos recursos. Pongamos un ejemplo:

1) Socios familiares, trabajadores y no trabajadores. Recurso por el que se rivaliza: los dividendos. Los primeros pueden optar por la reinversión de los mismos en la EF, mientras que los segundos, se inclinaran por su reparto. Esta tensión por la “lucha” por conseguir recursos puede generar desagradables situaciones que deberán ser corregidas a tiempo.

Por lo tanto, esta perspectiva, aun contado con varias décadas de existencia, nos resulta enormemente novedosa y enriquecedora y nos permite gestionar la variable de las relaciones personales en las EF como nunca hasta ahora habían sido abordadas.

La visión sistemica de la EF como un Sistema Socio-Técnico, nos propone nuevas perspectivas con las que no habíamos trabajado hasta ahora y suponen un punto de apoyo esencial que, sin duda, contribuirá al éxito en la implantación de un Protocolo Familiar como herramienta para regular ordenadamente las relaciones entre Familia y Empresa.

0 comments

Leave a comment

Want to express your opinion?
Leave a reply!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.