El efecto Einstellung

Esta cultura empresarial tiene un enorme coste de oportunidad. No sólo porque hacemos las cosas de la misma manera desde hace muchos años sin resultados satisfactorios , sino porque implica tener atrofiado el músculo de la curiosidad que nos hace preguntarnos continuamente si lo que hacemos es lo correcto y si existen otras formas de hacerlo mejor.

Pensad en todas aquellas cosas que hacéis desde hace mucho tiempo. Por no decir desde siempre…¿Cuantas veces has pensado sobre la conveniencia de seguir haciéndolas? Y, ¿cuántas veces has pensado en hacerlas de otro modo para lograr un mejor resultado? Me atrevería a decir que muy pocas. Para muestra un botón ¿cuantos años llevas votando al mismo partido al margen de los resultados? y ¿cuánto tiempo llevas limpiándote con un papel al que alguien, muy inteligentemente, llamó higiénico pero que no limpia, sino esparce?

Autores que nos enseñan sobre este comportamiento

Carl Honoré

Libro La lentitud como método

Y es que es tal la fuerza de los automatismos mentales que ni siquiera nos planteamos ensayar otras alternativas, aún sabiendo que podemos obtener mejores resultados.

Confiamos demasiado en lo que un día concluimos y , más aún si aquella conclusión nos dio buen resultado.. Es lo que se denomina “Efecto Einstellung” que hace que nos vinculemos, casi de por vida, a las soluciones conocidas, impidiendo poner en marcha otras alternativas que pueden ofrecernos mejores resultados. Ya lo dice el refrán…”más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”.

Otra de las razones del poder del “siempre se ha hecho así” es nuestra aversión al cambio. Que no es monopolio de los perfiles conservadores. A este comportamiento frente al cambio se le denomina tendencia al Statu quo. Ya no trabajo para desarrollar la organización ni a mi mismo, sino para mantenerme en la situación de comodidad que he alcanzado.

Carlos Herreros

Libro #NEUROMANAGEMENT

En su libro Neuro-Management, Carlos Herreros hace referencia al concepto denominado “Densidad de la atención”, entendida como la calidad y la cantidad de la atención que ponemos al servicio de lo que en cada momento nos ocupa.

Por lo tanto, si queremos impulsar un cambio, ya sea en le plano personal o en el profesional, necesitamos prestar una atención intensa y regular a las cuestiones relacionadas con el cambio.

Por ejemplo, es notablemente fácil focalizar la atención de los demás en el miedo cuando intentamos realizar cambios en lugar de centrarnos en el cambio.

Ejemplo:

“Automatización de un proceso productivo con empleados de 50 años que llevan 25 realizando el trabajo de un modo casi artesanal. Surje el miedo a la no adpatación, a no cumplir las expectativas de los demás, a ser prejubilado o despedido, etc.

E

n este enfoque de pensamiento que Carl Honoré comparte con nosotros y que está basado en alternativas a nuestro siempre se ha hecho así, va cobrando protagonismo un concepto denominado:

TUTORÍA INVERSA

Consiste en invertir los flujos de aprendizaje y transmisión de conocimiento.

Por ejemplo: los profesores aprenden de los alumnos y los padres de los hijos

La lógica de ayer considera que la experiencia está por encima de la juventud. Y esto no es así. El bagaje que hemos ido adquiriendo a lo largo de nuestra vida, personal y profesional, lejos de desdeñarlo, presenta un inconveniente: y es que cabe el riesgo de entrar en dependencia total de ese bagaje que nos impida buscar respuestas nuevas. En este caso, las mentes más jóvenes, más abiertas y mejor adaptadas al cambio pueden ayudarnos.

0 comments

Leave a comment

Want to express your opinion?
Leave a reply!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.